Jabón de Marsella, descubre todos sus usos

Jabón de Marsella, descubre todos sus usos

CON SÓLO JABÓN DE MARSELLA PODEMOS LIMPIAR TODO NUESTRO HOGAR

Este producto es, uno de mis productos favoritos ya que es muy barato, útil, elaborado en condiciones justas, con la mínima huella ambiental y lo más importante:

LIBRE DE TÓXICOS 

Con sólo una única pastilla de jabón de Marsella evitamos el uso de muchos productos de limpieza.

¿Queréis saber cómo?, continuad leyendo… 

El jabón de Marsella lo podemos encontrar bien en lascas o en pastilla.

  • Jabón en pastilla: es el formato de toda la vida. Podemos usarlo como pastilla de jabón para higiene personal, lavar la ropa o los platos. También podemos rallarlo para diluirlo en agua y hacerlo líquido.
  • Jabón en lascas: Este formato nos facilita la dilución en agua.

Este último formato nos va bien si queremos crear de manera más rápida nuestros propios productos de limpieza, ya que nos ahorramos el tiempo de rallarlo, pero ambos formatos son igual de válidos.

¿Queréis saber cómo podemos usar el jabón de Marsella para limpiar TODO nuestro hogar?

La base es la siguiente:

Varias pastillas de Jabón de Marsella (para limpiar los platos, la ropa y otras para rallar y tener guardadas) y una botella grande donde meteremos jabón de Marsella en copos diluidos en agua: 1/4 de jabón por 3/4 de agua, más o menos.

Con esta base podemos limpiar TODA la casa usando las recetas que os iré contando a continuación:

  • Para los suelos

Echamos agua no muy caliente al cubo de la fregona (podemos reutilizar la de los cristales si no está muy sucia, o el agua que perdemos durante la ducha mientras esperamos a que esta se caliente) y añadimos 1/2 vaso de jabón de Marsella diluido. Si tenemos suelos de madera, también podemos añadir 1/2 taza de vinagre. En la cocina que es donde se nos suele caer algo de grasa podemos incluir un 2 de cucharadas de bicarbonato.

  • Para los cristales

Llenamos un recipiente con agua no muy caliente y echamos 1/2 vaso de jabón de Marsella diluido. Lo rellenas en un limpiacristales o simplemente una bayeta y papel de cocina reutilizable para secarlo y dejarlo reluciente. Para un mejor resultado, añadimos un chorrin de vinagre.

  • Para los azulejos

Los mismos pasos que empleamos los cristales. Facilísimo ¿no?

  • Para los platos

Ponemos el jabón de Marsella en un plato no muy grande o una jabonera cerca del fregadero. Humedecemos bien un cepillo de cerdas vegetales o un estropajo de luffa y lo frotamos ligeramente por la superficie de la pastilla de jabón y a seguidamente fregamos con él los platos, cubiertos, sartenes y ollas. Quedarán genial. Llevo meses usándolo, y ya no quiero ni fairi, ni nada.

Cuando acabemos de fregar, tendremos un pequeño sobrante de agua y jabón en el fondo de la jabonera, yo lo aprovecho para dejar reluciente el fregadero.

  • Para la vitro

Sabias que los productos para la limpieza de la vitro son de los más agresivos medioambientalmente. Cuando para limpiar la vitro sólo necesitamos tres cosas. Jabón de Marsella, estropajo de esparto (no raya nada las superficies) y una bayeta.

Pasamos el estropajo humedecido contra la pastilla de jabón. Limpiamos la superficie de la vitro insistiendo en las zonas más difíciles y eliminamos los restos y finalmente limpiamos la superficie con la bayeta húmeda y listo, así de fácil. 

  • Para la lavadora

Yo nunca más he vuelto a comprar detergente para la lavadora, desde que utilizo el jabón de Marsella, ¿Cómo? Ahora os lo digo:

    1. Rallamos el jabón en pastilla.
    2. En una olla grande, vertemos unos 5L de agua por cada 200gr de jabón y añadimos la ralladura.
    3. Calentamos y dejamos que se derrita el jabón, removiendo de vez en cuando. 
    4. Cuando esté casi derretido, podemos añadir unas 6 cucharadas de bicarbonato.
    5. Una vez frío, a menos de 40º, podemos añadir unas gotas de un aceite esencial que nos guste. Yo echo eucalipto, por ejemplo, es un buen olor para el detergente, lavanda también me gusta mucho.

Y ya estaría, además, si nos encontramos con alguna mancha difícil solo con frotar directamente con la pastilla antes de echarlo a la lavadora bastaría.

Ahora entendéis porque me gusta tanto del jabón de Marsella, ¿Verdad?

Os invito a que lo probéis y me contéis vuestro resultado.

Deja una respuesta

Quick Navigation
×
AllEscort